lunes, 6 de junio de 2011

TERAPIA CON QUELACIÓN LO MÁS EFECTIVO PARA "LIMPIAR ARTERIAS"

QUELACIÓN INTRAVENOSA, LA TERAPIA MÁS EFECTIVA PARA COMBATIR
LA ARTERIOSCLEROSIS.

Si lo que afirman quienes practican la quelación intravenosa es cierto -y todo parece indicar que lo es- no sólo gran parte de las personas que padecen problemas de arteriosclerosis (endurecimiento y/o obstrucción de las arterias) podrían resolver en buena medida sus problemas con rapidez sino incluso alargar en años su vida. Es más, se trata al parecer de un excelente método preventivo que puede incluso retardar el envejecimiento.

A pesar de llevar más de 40 años practicándose en Estados Unidos y otros países, la quelación intravenosa -considerada por sus defensores como el único medio global en el tratamiento de la arteriosclerosis- es muy poco conocida en nuestro medio. Ahora bien, ¿es realmente tan eficaz como parece demostrar los numerosos artículos publicados sobre ella en revistas científicas?. ¿Cuáles son sus riesgos?. ¿Está justificada su introducción en el arsenal terapéutico de los procesos arterioescleróticos degenerativos, tan
huérfanos hoy de terapias eficaces?.

DEFINICIÓN:
Introducción intravenosa de Ácido Etileno Diamino Tetracético (EDTA) en el organismo para el tratamiento de las diversas enfermedades y
padecimientos causados por depósitos de calcio en las arterias y por la acumulación de metales pesados.
El EDTA tiene la particularidad de atrapar en su molécula, iones de
minerales y metales bivalentes que se encuentran en la circulación, en las paredes de las arterias o en las articulaciones, pero no puede afectar el calcio del hueso. Esta sustancia, que es un aminoácido, al captar el calcio depositado, devuelve su elasticidad a las arterias. De esa manera se promueve una mejor nutrición de las células y se vuelven a poner en acción diversos sistemas
enzimáticos antes reprimidos.
Si tomamos en cuenta que la arteriosclerosis es uno de los procesos
directamente relacionados con el envejecimiento, se entiende por que la quelación previene el envejecimiento prematuro y promueve una mejor nutrición de los tejidos y órganos del paciente, logrando así mejores estados de bienestar y salud en general. Por lo que debería ser el tratamiento obligado en geriatría.

ANTECEDENTES:
El tratamiento de quelación nació desde la época de la segunda guerra mundial. Originalmente se creó para tratamientos por intoxicaciones por metales pesados como: plomo, mercurio, cromo, cadmio, vanadio y otros. Y las personas que acudían a ese tratamiento para liberarse de esos metales perjudiciales a su organismo, descubrieron que también se curaban de otros
problemas que sufrían, como la insuficiencia vascular y artritis. Esto llevó a que se investigara más a fondo su manera de acción, tanto directa como indirecta, con lo que se descubrieron otras maravillosas aplicaciones.
BENEFICIOS:
Actualmente se ha comprobado que la quelación tiene (entre muchos otros) los siguientes efectos benéficos:

Elimina el calcio de las placas ateromatosas.
Reduce la calcificación de las válvulas cardiacas.
Cura la angina de pecho.
Aumenta la flexibilidad y elasticidad de las arterias.
Reduce y mejora las várices internas y externas.
Reduce el tamaño de los cálculos renales.
Evita la gangrena.
Ayuda a normalizar las arritmias cardiacas
Reduce o relaja excesivas contracciones cardiacas
Mejora la sintomatología del Parkinson.
Disuelve trombos arteriales.
Produce la baja y normalización de la tensión arterial.
Reduce los niveles de colesterol en sangre.
Previene el depósito de colesterol en el hígado.
Reduce la impotencia sexual.
Anula los efectos de intoxicación digitálica.
Previene y alivia la osteoartritis.
Mejora la sintomatología de la artritis reumatoidea.
Mejora la espondilitis anquilosante, devolviendo la posibilidad de
mover las articulaciones.
Propicia el aumento del potasio intracelular.
Elimina la toxicidad crónica de plomo y metales pesados.
Mejora la visión en retinopatía diabética.
Detiene la demencia senil.
Mejora la función intelectual, poder de concentración, memoria, visión, libido y reflejos.
Y muchas otras virtudes en función de su actividad bioquímica.







APLICACIÓN:
La frecuencia de las dosis y el número total de ellas, serán determinadas por la severidad del padecimiento, la edad y condición del paciente. Es de especial mención que el EDTA no es un agente tóxico, es un aminoácido que no es absorbido por el cuerpo, ya que del 98-99% es eliminado a las 24 horas de su administración y esta es efectuada por el riñón e hígado.
Como tratamiento base, se recomienda 40 aplicaciones y estas pueden aplicarse 2 veces por semana, o 3 veces en casos graves.
CONTRAINDICACIONES:
Su aplicación está contraindicada en los casos de hipoparatiroidismo, y en los casos muy graves de deficiencias renales y/o hepáticas.
Con este tratamiento se pueden evitar casi todas las cirugías
Cardiovasculares, así como lograr impedir el deterioro de la salud por la edad y obtener el "rejuvenecimiento" del organismo al mejorar la oxigenación y nutrición de los tejidos a cargo del sistema circulatorio.
La arteriosclerosis es hoy el problema y el reto de salud más importante con que se enfrenta la medicina actual. Por sus consecuencias directas y su participación en la mayoría de los procesos patológicos degenerativos es el principal factor de mortalidad y pérdida de calidad de vida. Por tanto, evitar
la arteriosclerosis supone evitar padecer todas las enfermedades
cardiovasculares... además de lograr envejecer más lentamente y con mayor calidad de vida.

.
El antiguo aforismo de que «tenemos la edad de nuestras arterias» sigue hoy tan vigente como ayer. Sin circulación no hay vida; y sin buena circulación no hay salud. Esta es la pauta rey de la patología, el común denominador que presiden todos los procesos degenerativos que hoy padecemos. Entramos en la recta final de nuestra vida cuando los sistemas enzimáticos, auténticos sostenedores de la existencia, comienzan a fallar. Si
admitimos el incuestionable hecho de que todo cuanto llega a la célula para su metabolismo ha de ser vehiculado por la sangre tendremos que aceptar la importancia de un adecuado sistema de suministro a través de un árbol arterial libre y permeable. Es correcto decir: tenemos la edad de nuestras arterias.
Luego, la quelación puede considerarse también un medio para alargar la vida de las personas frenando el proceso natural de envejecimiento. Es una utopía defender que el proceso de envejecimiento en sí mismo no conlleva desgaste o que puede detenerse. Ahora bien, equiparar envejecimiento con deterioro de la salud es una afirmación gratuita. Es cierto que la existencia
de procesos degenerativos —cada vez más frecuentes y de más temprana aparición— pudiera indicar lo contrario pero no es así. Y, desde luego, no hay duda de que si el envejecimiento es en gran parte causado por el grado de arteriosclerosis que sufrimos la lucha contra ese problema es el medio ideal de actuar contra el paso de los años y retrasar el deterioro fisiológico.

Qué es exactamente la quelación?
Cuando hace 40 años se descubrió la quelación como terapia se aplicó inicialmente en los casos de arteriosclerosis como un sistema de eliminación de depósitos de calcio del interior de las arterias. Pero esa definición se quedaría pronto corta y, por tanto, obsoleta, porque con el paso de los años, el conocimiento de sus mecanismos de acción permite hoy definir esta terapia con mucha más amplitud y exactitud atendiendo a sus efectos reales. Así, sabemos que:
Es un eficacísimo «barredor» de radicales libres.
Reduce los depósitos patológicos de calcio en el interior de las arterias así como de otros lugares.
Reduce, por atropamiento y posterior eliminación urinaria, los metales tóxicos bivalentes como el plomo, el mercurio, etc.
Reinstaura la actividad enzimática de la pared arterial afectada por la
toxicidad de algunos metales. Y disminuye la agregación de las plaquetas, factor importante en la formación de coágulos y trombos intravasculares.

Es decir, el abanico de patologías a tratar es muy amplio.
—¿Pero la quelación es algo extraño a la naturaleza o un mecanismo
fisiológico normal?.
—La quelación es un fenómeno bioquímico que se produce continuamente en el interior de las células constituyendo uno de los mecanismos más importantes que todo organismo vivo (animal o vegetal) tiene para apropiarse y utilizar los metales inorgánicos. La hemoglobina, la clorofila y las catalasas son ejemplos conocidísimos de la quelación del hierro y del magnesio. El vasto campo de las metaloenzimas es un claro exponente de ello.

¿Y en qué consiste tratamiento?
Básicamente, en la administración por goteo intravenoso lento de un agente quelante: el EDTA.
El tratamiento deberá administrarse a razón de 20 a 30 aplicaciones a razón de dos sesiones semanales. Depende de grado de severidad del proceso a tratar. Es decir, el tratamiento puede durar entre 10 y 15 semanas.








Aunque parezca una utopía, el principio hipocrático de «Primun non nocere» —lo primero no perjudicar— adquiere total vigencia con esta terapia. No hay riesgo si se hace correctamente. Para lo cual basta hacer un estudio completo del paciente a fin de comprobar su estado general y el grado de patología, comprobar el buen estado de los riñones, ajustar la dosis atendiendo a cada caso particular así como la velocidad a la que se inyecta la sustancia quelante y asegurarse del reemplazamiento de ciertos elementos necesarios para el organismo. Si así se hace, la terapia carece de peligro alguno y es muy eficaz.

Los procesos patológicos en los que se obtienen los mayores beneficios con la terapia de quelación son, en primer lugar, la arteriosclerosis como forma global de afectación primaria de todo el sistema vascular. Luego, dentro de esta patología general, podemos señalar que algunas de sus localizaciones responden mejor que otras. En este sentido —y por orden descendente—, está sobre todo indicada en los siguientes casos:

Patología oclusiva vascular de los miembros inferiores.
Patología de las arterias coronarias.
Patología de las arterias cerebrales.
Antienvejecimiento.

Basta con tan simple enunciado para entender la importancia de la
quelación. Luego, deberíamos abrir un amplio capítulo de toda aquella patología derivada del daño ocasionado por los radicales libres incluido el tratamiento del cáncer, no como un tratamiento específico de los procesos cancerosos pero sí como método coadyuvante por su acción opositora de los radicales libres que, como sabemos, participan en esa patología.
Un estudio realizado en 1989 demostró —tras un seguimiento de 18 años— que la mortalidad por cáncer entre los pacientes quelados estudiados disminuye en un 90%.

¿Qué es el EDTA?
Las siglas corresponden al nombre químico del ácido etilen diamino
tetracético. Si desglosamos el nombre, veremos que tenemos cuatro grupos de ácido acético (el vinagre corriente) y dos grupos amino. Es decir, estamos frente a una sustancia que no es ajena a nuestra propia naturaleza.
Normalmente se usa una sal sódica llamada edetato sódico.

La quelación es el «atrapamiento» de metales de dos valencias dentro de la estructura del EDTA. Posteriormente, este metal quelado (secuestrado) es eliminado por la orina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nombre:
Ocupación:
Ciudad:
Padecimiento: